EDITORIAL
LUIS F. SALAZAR WOOLFOLK
mié 25 mar 2020, 7:34am 7 de 10

Sobre la marcha


ARCHIVO ADJUNTO
0

La llegada de la fase dos de la pandemia de coronavirus en nuestro país, implica el paso de la transmisión de la enfermedad a través de nuestras fronteras, al contagio local. En tal circunstancia han sido pertinentes, aunque de resultados que aún están por ser evaluados, las medidas preventivas puestas en práctica la semana pasada por iniciativa de la sociedad, a partir de la distancia física entre las personas, la supresión de aglomeraciones y la reclusión voluntaria.

También concluye la actitud negacionista de besos y abrazos que el presidente López Obrador mantuvo hasta el domingo pasado, a la que el mismo AMLO puso fin en el Estado de Oaxaca, al advertir a sus seguidores que les haría saber llegado el momento, que tendrían que encerrarse en sus viviendas. No pasó mucho tiempo, porque dos días después, ayer mismo, López Obrador apareció custodiado por los Secretarios de Defensa y de Marina, decretando la reclusión domiciliaria por mandamiento, y anunciando una serie de paliativos para aliviar los efectos de la crisis económica consecuente.

Sin embargo los motivos que llevaron a López Obrador a sostener aunque fuera de modo temporal la actitud negacionista o al menos indiferente frente a la pandemia, no han desaparecido. Millones de hermanos nuestros carecen de un ingreso fijo suficiente para vivir, que derive de una pensión o de un empleo remunerado en el Gobierno o en una empresa privada, en el que se les vaya a sostener el pago de su salario sin trabar, o laborando desde su casa. De la tenencia de un ahorro que les alcance para sortear el temporal mejor ni hablamos; se trata de personas que viven al día y el día en que no salen a buscar el sustento, no comen.

La paradoja es que el mismo día del anuncio de las restricciones decretadas oficialmente en México, el presidente Donald Trump estalla en un ataque de impaciencia en virtud del cual, cuestiona las medidas tomadas por su propio Gobierno, a sugerencia de la Organización Mundial de la Salud, y se lamenta de que el remedio esté resultando peor que la enfermedad. Trump asegura que los norteamericanos quieren ir trabajar, y previene que el encierro, sumado a la crisis económica previsible, generará una escalada de enfermos depresivos y suicidios, aunque se reserva hablar del pillaje que sobrevuela como ave de rapiña.

Donald Trump sienta la tesis de que los Estados Unidos no fueron diseñados para el encierro, y expresa su intención de celebrar la Pascua de Resurrección con los trabajadores norteamericanos, laborando a tambor batiente. La afirmación del mandatario gringo, entraña un señalamiento velado al Gobierno chino, en el que el autoritarismo del sistema político mantiene a la población sometida a un permanente régimen de restricción de las libertades individuales, que en contrapartida ofrece satisfacer las necesidades básicas de los gobernados.

Ahora resulta que dos de los mandatarios más cuestionados del planeta por su populismo y extravagancia, AMLO y Trump, dicen cosas dignas de ser tomadas en cuenta. Al mismo tiempo, las reglas de la Organización Mundial de la Salud, el consejo de los expertos y las expectativas de lo que deberían ser y no son, nuestros hábitos y actitudes como ciudadanos, nuestros gobiernos, nuestra economía y nuestros sistemas de salud se estrellan con la realidad y nos recuerdan, que lo perfecto suele ser enemigo de lo bueno.

Ante la inmensa gama de actitudes, con la que los humanos podemos enfrentar la vida ordinaria y sus episodios críticos, se atribuye al filósofo Aristóteles el principio del justo medio, que resulta ser más eficaz que las medidas extremas planeadas en el pizarrón y ofrece la ventaja de corregir errores sobre la marcha, con base en la experiencia. Es válida y necesaria la crítica que haga un denuesto de la improvisación de los gobiernos de aquí y allá pero al fin y al cabo, esta es nuestra realidad.

0
RELACIONADAS
→ Archivo adjunto editorial archivo adjunto

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

© 2020. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT