Lector opina
El Siglo de Torreón
sáb 11 may 2019, 11:46pm 1 de 1

Foro del Lector


0

La libertad del hombre

En la sociedad actual todos defendemos la libertad y de hecho es uno de los valores más importantes del ser humano. Pero la libertad tiene como contrapartida la responsabilidad. El hombre es libre pero ante la familia, la sociedad y la justicia ha de dar cuenta de sus actos buenos o malos y ha de cargar con su responsabilidad personal. Cada uno recibirá el premio o el castigo según sus obras.

En el episodio del joven rico destaca en primer lugar la pregunta: ¿qué obras buenas debo hacer para alcanzar la vida eterna? Es una pregunta fundamental porque aunque la vida sea larga, al final nos encontraremos con un premio o con un castigo. El Señor le dice que guarde los mandamientos y le plantea la vocación de seguirle dejando las riquezas. Es entonces cuando el joven, utilizando su libertad, decidió no seguir la llamada. Parece que se marchó triste porque tenía muchas posesiones. Dios respeta el ser propio del hombre que es, por definición, un ser libre. Pero no se puede usar esa libertad para hacer el mal.

La filosofía nos dice que que la libertad no consiste en el poder físico, sino en el deber moral. La verdadera libertad se cumple solamente en la medida en que el hombre realiza el bien. Los clásicos afirmaban que hacer el mal no era la libertad, ni una parte de la misma, sino que en este caso es solamente un signo de que el hombre es un ser libre.

La verdadera libertad consiste en la capacidad que tiene el hombre de “poder hacer el mal”, y sin embargo, “decide optar por el bien”. Por eso, la mala conducta no libera, sino que esclaviza. En resumen, la práctica del bien conduce a la verdadera libertad.

Arturo Ramo

Teruel

En Siria

En un contexto de desolación, como la guerra en Siria, surgen a veces luces como la de Ayuda a la Iglesia Necesitada, entregada a sostener los cristianos perseguidos. Resulta impresionante viajar de su mano e ir recorriendo el mapa de la reconstrucción, haciendo posible, entre otras cosas, que muchos refugiados vuelvan a sus casas.

Esperemos que no se abra ningún nuevo frente, que a pesar de la dureza de las crónicas y de los durísimos testimonios que nos han hecho llegar, este sea, ahora de verdad, el principio del fin de una guerra, la de Siria, en la que ha habido muchos intereses mezclados, y que se ha llevado demasiadas vidas por delante.

Valentín Abelenda Carrillo

SALT (Girona)

0
RELACIONADAS
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT