Cultura
EL SIGLO DE TORREÓN
mié 2 ene 2019, 9:12am 1 de 3

Las buenas noticias de África

Dos corazones africanos y una lengua: la portuguesa. (CORTESÍA)

Dos corazones africanos y una lengua: la portuguesa
0

José Eduardo Agualusa (Huambo, 1960) es uno de los más reconocidos escritores de la llamada "Nueva literatura africana". Hijo de colonos blancos portugueses nacido en Angola, el autor de "Teoría general del olvido" y "El vendedor de pasados" se asume con una voz propia y vital que se reconoce parte de las letras portuguesas, pero que escribe desde las historias de la tierra africana a la que pertenece. "Es muy interesante que la fuerza cultural de Angola es más fuerte que la influencia de Portugal en Angola".

Su más reciente libro publicado en México por Almadía, "Barroco tropical", es una distopía basada en un futuro imaginario de Angola en 2020; sin embargo, el narrador asegura en entrevista que la realidad ha cambiado. "El presidente ha cambiado y ahora estamos en una democracia mejor, más justa. Creo que la situación está mejor que la que yo describo".

El narrador que fue parte de la delegación de Portugal como País Invitado de Honor de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara es un africano que escribe en lengua portuguesa y desde su africanidad tan optimista asegura que la situación en Angola es difícil aún, pero hay muchas cosas buenas aconteciendo, lo mismo que en otros países de ese continente.

"Desde el punto de vista cultural hay mucho aconteciendo de bueno en África. Hoy tengo más esperanza en Angola que en Brasil, hoy no me gustaría ser brasileño, prefiero ser angoleño. Ninguno esperaba que Brasil pudiese cambiar de esta forma. Hay países que están muy bien.

Namibia está muy bien, Botsuana es un país con una democracia ejemplar, es el país con mejor gestión ambiental en todo el mundo. En África hay países con grandes sucesos y que están muy cercanos de Angola y tienes otros que no están tan bien. El Congo no está muy bien y Ángola está intermedia, es un país que no está tan bien como Namibia, Botsuana o Sudáfrica, pero sí está mejor de lo que estaba antes", señala el también periodista.

Agualusa dice tener mucha esperanza de que la situación va a mejorar porque África es un continente muy diverso con países en situaciones muy diferentes. "Cabo Verde tiene una democracia más avanzada que Francia o que Portugal, Portugal hoy depende completamente de la Unión Europea, la gente no vota lo que va a suceder con el dinero del país, es la Unión Europea la que dice qué va a suceder.

Cabo Verde es un país pequeño pero tienen una democracia muy buena, donde todo funciona. No todo es tan malo como la gente cree, sólo se oyen las malas noticias, pero no se escuchan las buenas noticias de África".

"LA VIDA CULTURAL AFRICANA"

José Eduardo Agualusa es autor de más de 20 libros, en muchos de ellos hay un cuestionamiento a los episodios históricos de Angola y en su vida cotidiana tiene una mirada muy optimista sobre su país. "Hay una juventud que está abriendo foros, hay muchas cosas que están aconteciendo, sobre todo con la música, con el cine y con las artes plásticas, con la literatura menos.

Lo que pasa con la literatura es que lleva mucho tiempo formar a un escritor. Para tener a un escritor debes formar lectores, tener una red de bibliotecas públicas y esto todavía no lo tenemos, pero con los artistas plásticos, por ejemplo, hay un boom de artes plásticas muy grande". Agualusa habla también de la relación con Portugal y los países de lengua portuguesa. Dice que la presencia de la cultura angoleña en Portugal es muy fuerte. "Hoy en día Angola tiene más influencia cultural en Portugal que la que Portugal tiene en Angola, por ejemplo, el caso de la música principalmente, porque la música popular es muy fuerte, los portugueses escuchan mucho la música angoleña, incluso hay un fenómeno muy interesante, que son los chicos portugueses que empiezan a hablar con el portugués de Angola porque es cool hablar como angoleño, y esa es la fuerza de la música popular angoleña".

El autor, que ha obtenido premios como el Grande Prémio Gulbenkian de Literatura para Crianças e Jovens, el Premio Independiente de Ficción Extranjera, del periódico inglés The Independent y el Premio Literario Internacional IMPAC de Dublín, asegura que los libros no circulan tan bien porque no tienen buenas librerías ni buenas bibliotecas, entonces es más fácil que los lectores encuentren en Lisboa, París o Londres los libros de los escritores africanos, que hallarlos en África.

Agualusa es un autor potente que escribe para intentar entender a la gente y las cosas terribles que la gente hace. "Las cosas buenas son fáciles de comprender, más difícil es comprender la maldad y nosotros en Angola hemos vivido tiempos terribles".

"EL PROCESO CREADOR"

Tavares ha obtenido premios como el Branquinho da Fonseca da Fundação Calouste Gulbenkian y el premio Revelación de Poesía de la asociación portuguesa de escritores; fue admirado por autores como el premio Nobel José Saramago; Enrique Vila-Matas lo definió como "la revelación más original de la literatura portuguesa". Él asegura que su idea es que un libro son muchos libros, y que cada uno tiene la fuerza de la totalidad sin dejar de tener una fuerza particular.

"Yo intento que todos mis libros se puedan abrir al zar y que una página pueda dar algo al lector sin haberlo leído todo; y por otro lado, sí leen todo, tienen algo más íntegro. Escribo sin plano, comienzo sin nada planificado, tengo dos tres imágenes. Algunas cosas que fueron punto de partida no acaban en el libro", afirma el narrador que da clases a maestros de personas con deficiencia intelectual, y trabaja mucho con personas con Trisomía 21. Ese fue uno de los puntos de partida de su más reciente novela publicada en México, los temas de la Trisomía 21 y el siglo XXI.

"La idea es que las personas con Trisomía 21 formaron un pueblo, un pueblo escondido del siglo XXI que puede salvar al mundo, es la idea de que la fragilidad de los niños con Trisomía 21 pueden cambiar al mundo y salvar a la humanidad. Claro que es una utopía, pero en el mundo hay cosas terribles y estos niños podrían hacer una sociedad más equilibrada".

Niños con Trisomía 21

Gonçalo M. Tavares (Luanda, Provincia Ultramarina de Angola, 1970) es una de las voces más potentes en lengua portuguesa. El narrador, dramaturgo y poeta nacido en África, pero criado en Portugal, donde vive, es uno de los portugueses más conocidos en nuestro país. Editorial Almadía ha publicado “El barrio y los señores”, “Canciones mexicanas”, “Jerusalén”, “Aprender a rezar en la era de la técnica” y la más reciente, “Una niña está perdida” en su siglo en busca de su padre, una novela entrañable que condensa una utopía que persigue Gonçalo M. Tavares. “Yo intento escribir como un químico que intenta ver cómo se cruzan las sustancias, yo quería ver de alguna manera una niña con Trisomía 21 que se cruza con un hombre que parece algo peligroso y ver qué va a suceder cuando haya este cruzamiento; nunca pienso cómo algo ya hecho. Mi trabajo es mucho un trabajo de investigación propia, otras personas lo pueden leer y pueden contribuir para su propia investigación. No es confirmar o llegar a una conclusión, es más bien percibir el problema, es tener algo que está confuso. Los libros son como tomar un helicóptero y ver algo desde encima, no estamos viendo mejor, no estamos diciendo ‘vamos a hacer esto’, no hay una conclusión sobre el ser humano”, asegura el narrador que fue parte central de la presencia de Portugal de la FIL Guadalajara. La historia de “Una niña está perdida” en su siglo en busca de su padre cuenta la historia de Hanna, una niña con Trisomía 21 que busca a su padre, y Marius, un hombre que huye y que decide ayudarla en su búsqueda. Hanna y Marius le permiten a Tavares explorar una serie de personajes y episodios históricos, policiacos y sociales de Occidente fundamentales en la historia del siglo XX. “La idea de lucidez, de comprender, es una idea de distancia, intento por un lado la síntesis a través de pequeñas situaciones que tienen un potencial de crecimiento, si las separamos es como mirar en un zoom y ver que todo puede ser más largo de lo que es por ejemplo cada uno de estos personajes de Una niña, pueden mirar y percibir qué es la invisibilidad. Cada pequeña partícula puede ser algo muy largo y eso tiene que ver casi con mi instinto de escritura sintética. Intentar con la potencia máxima e ir ocupando espacio mínimo”. Gonçalo M. Tavares posee una voz literaria muy personal que ha hecho que la crítica lo considere uno de los más destacados escritores en lengua portuguesa. Es un autor de mirada amplia sobre el mundo, aunque trabaja en un pequeñísimo búnker, como él califica a su estudio. “Yo trabajo en mi búnker, que es una cosa muy pequeñita, necesito de una mesa simplemente y, sin embargo, hablo del mundo, todo empieza en una cosa muy corporal, muy pequeñita de los dedos y estoy intentando siempre hacer mi proceso de investigación humana; esto es algo infinito que muchas personas han hecho antes, cosas muy buenas, por tanto lo que quiero es entender el comportamiento humano en general y eso da mucho trabajo. Para mí escribir ficción es mucho escribir algo que yo no sé, no es un proceso, cada fragmento puede ser una totalidad”, afirma.
0
RELACIONADAS
→ José Eduardo Agualusa
DESTACAMOS

Cargar comentarios

Foros Torreón / Blogs de El Siglo / Más comentarios

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
ADEMÁS LEE

© 2019. El Siglo - Cía. Editora de la Laguna S.A. de C.V. Todos los derechos reservados.
Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google | Facebook | Twitter
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
I.S. o asterisco (*) significa inserción solicitada


Síguenos en:

Hay usuarios en línea y registrados. »IR AL CHAT